Victoria para la clase obrera, la UPR y la democracia

2023-10-30T21:22:00.000-04:00

En la Universidad de Puerto Rico, durante 60 años, la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, de la cual fui presidente en un momento dado, durante 60 años la APU ha estado luchando por la organización sindical del personal docente de la Universidad de Puerto Rico.

Y esa lucha de la APU nos recuerda que cuando hablamos de la clase trabajadora, estamos hablando de la gran mayoría del país, que la clase trabajadora no se limita a los trabajadores de la construcción o los trabajadores de las fábricas, aunque ese es un sector importantísimo de la clase trabajadora. Incluye también, por ejemplo, a los profesionales asalariados y a las profesionales asalariadas, que incluye a los profesores y las profesoras universitarias y a los otros docentes universitarios. Que también necesitan esa organización típica de la clase trabajadora en todo el mundo, que es la organización sindical.

Y por 60 años la APU ha luchado por esa organización, enfrentando diversos obstáculos. Cuando yo ingresé a la Universidad de Puerto Rico hace treinta y tantos años, se acababa de detener ese proceso de organización ante el argumento que en un momento dado, el Tribunal Supremo de Puerto Rico aceptó que el personal docente de la universidad éramos gerenciales y que por lo tanto no teníamos derecho a la organización sindical.

Pero la APU persistió, persistió en la defensa de la Universidad, en la defensa del personal docente y en su participación en las luchas de toda nuestra clase trabajadora.

Y me alegra informar que producto de esa persistencia, la semana pasada se celebraron elecciones sindicales en la Universidad de Puerto Rico, en la cual participaron más de 1,400 docentes de la universidad y que en esa votación 97% de los docentes y las docentes que participaron en esa votación votaron a favor de reconocer a la APU como su representante exclusivo.

Así se organizan más de 3,600 trabajadores y trabajadoras docentes de la Universidad y se crea esa nueva unidad de negociación en la Universidad.

Esto es un logro extraordinario para la APU. Ese apoyo del 97%, dicho sea de paso, lo que demuestra es que durante décadas se reprimió y no se quiso reconocer lo que evidentemente era una aspiración que tenía un apoyo abrumador en la Universidad de Puerto Rico.

Pero bueno, hemos logrado esa gran victoria.

Esta es, como dije, una gran victoria para la clase trabajadora, una gran victoria para la Universidad de Puerto Rico, que tiene uno de sus grandes campeones en la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios y una gran conquista para la democracia en Puerto Rico. Porque sin la organización de los trabajadores y trabajadoras, como dije al principio, no se puede hablar de democracia.

Así que felicitamos a todos los compañeros y compañeras docentes de la Universidad. Felicitamos a los compañeros organizadores y dirigentes de la APU por este gran triunfo. Estamos seguros de que van a ser un ejemplo extraordinario para que otros sectores de nuestra clase trabajadora también se organicen y logren una representación adecuada para negociar mejores condiciones de vida, de empleo, de retiro y todos los otros aspectos que afectan su vida.

Donativos