Para avanzar y vencer

2023-09-07T08:35:09.000-04:00

Por vez primera, Puerto Rico aprobó una legislación para establecer un salario mínimo. A pesar de que los aumentos aprobados son insuficientes para cubrir las necesidades básicas y garantizar niveles adecuados de vida para las familias, fue un paso en la dirección correcta. Fue también uno de los factores que contribuyó al aumento en la participación laboral.

A pesar de la campaña del sector patronal contra las propuestas de aumento salarial que inundó todos los medios de comunicación, lo cierto es que el gobierno celebró los ingresos y recaudos históricos que provocó, entre otras cosas, el modesto aumento al salario mínimo. El Departamento de Hacienda confirmó que sus recaudos aumentaron. Quienes más aportan a esos recaudos son las trabajadoras y trabajadores, pues pagan más contribuciones sobre sus ingresos que cualquier otra clase social. Es decir, no fue “el libre mercado” quien logró aumentar los recaudos, hizo falta la legislación para aumentarlos, porque si lo dejamos en manos del “libre mercado”, Puerto Rico jamás hubiera podido alcanzar los recaudos históricos reportados.

Recientemente se anució la existencia de un Super Pac, integrado por los sectores patronales que respaldarán a los partidos políticos que apoyen “el libre mercado” como si en Puerto Rico no hubiera demasiado. Este mismo sector es el que defiende que se mantenga el salario mínimo de $2.13 la hora para quienes trabajan por propina. Son los responsables de la desintegración familiar que provoca la precaria situación que enfrenta la mayoría asalariada y que se intensifica con medidas como las que permitirían que se pueda despedir a personas sin justificación, sin aviso y sin compensación. Son quienes están a favor de que las aseguradoras continúen descuidando la salud, al tratarla como una mercancía, como un negocio en vez de un servicio esencial.

¿Qué podemos hacer? Quienes estamos comprometidas con la defensa de la gente, de nuestras familias, con la defensa del ambiente, con el uso planificado democráticamente de nuestros recursos, con la garantía de los servicios que necesitamos, debemos seguir organizándonos para avanzar y para vencer.

Originalmente publicado en Metro

Donativos