Lo que está en juego en 2024

2024-01-10T06:00:00.000-04:00

Empieza un año electoral. Buen momento para repasar el trabajo realizado durante el cuatrienio y hacernos la pregunta ¿qué está en juego en 2024? Hagamos un breve recuento.

A partir de 2021 hemos presentado legislación para auditar y asegurar un ajuste adecuado de la deuda (PS 159), restablecer los derechos laborales eliminados en 2017 (PS 123), aumentar el salario mínimo (PS 460), eliminar el sub-salario de las personas que reciben propinas (PS 754), dar pasos hacia la creación de un seguro de salud universal (RCS 80), proteger el derecho constitucional a la organización sindical (PS 752) y extenderlo a sectores hasta ahora excluidos (PS 342, PS 1387), requerir que siempre medie una comunicación escrita explicando las razones en caso de un despido (PS 1191), reconocer la legitimación activa ambiental (PS 1117), honrar los compromisos con el magisterio bajo el programa de carrera magisterial (PS 573), adoptar la reforma de la UPR diseñada por la comunidad universitaria (PS 172), reconocer derechos del personal docente por contrato en la UPR (PS 1080), proteger los bosques y el Carso reconociendo su personalidad jurídica (PS 1216), ampliar el derecho al voto en la comunidad inmigrante (PS 1340), combatir el racismo y la discriminación (PS 136, PS 403, PS 1282), defender el derecho de las mujeres a decidir (PS 929), defender los derechos de los animales y prohibir los espectáculos con animales en cautiverio (incluyendo el cierre del zoológico de Mayagüez) (PS 1041), permitir las coaliciones electorales (PS 351) y elecciones abiertas en caso de vacantes en las alcaldías por corrupción (PS 701), y rechazar la generación nuclear en Puerto Rico (RKS 40), entre otras medidas.

En estos días, arrecia la campaña contra Victoria Ciudadana a nombre de combatir el socialismo. Joanne Rodríguez Veve de Proyecto Dignidad, Tomás Rivera Schatz del PNP y Jesús Manuel Ortiz del PPD se juntan para denunciar el anticapitalismo. También se une el Súper PAC organizado por grandes empresas y más de un comentarista y analista a través de la prensa o las ondas radiales. Pero lo que en realidad preocupa a los enemigos de la Alianza son estas medidas. Lo que les preocupa es que la Alianza gane y pueda implementarlas.  

Porque ese es el meollo del asunto: si los que se benefician de la situación actual ven socialismo por todas partes, es porque socialismo es el nombre que le dan a cualquier cosa que amenace sus privilegios. ¿Seguro de salud universal? ¡Socialismo! ¿Limitar la construcción en las costas? ¡Socialismo! ¿Aumentar la carga contributiva de empresas foráneas? ¡Socialismo! ¿Proteger a trabajadores contra el despido? ¡Socialismo! ¿Pensiones de beneficio definido? ¡Socialismo! ¿Defender la democratización del servicio público en lugar de su privatización? ¡Socialismo! ¿Promover la organización sindical? ¡Socialismo! 

Un ejemplo: la carta de derechos (Artículo II) de la constitución de Puerto Rico reconoce el derecho a la organización sindical, la negociación colectiva, a la huelga y a establecer piquetes. Presentamos legislación para que en las escuelas se enseñe este importante derecho constitucional, de manera que los jóvenes en el futuro puedan ejercerlo plenamente. Es algo bastante elemental: ¡que se enseñe la constitución! Aunque usted no lo crea, la medida fue derrotada con el argumento (esgrimido por Rodríguez Veve y apoyado por el PNP y algunos del PPD) de que implicaría indoctrinar a los estudiantes con ideologías de izquierda y socialistas. Estas personas son tan retrógradas que para ellas ¡hasta la constitución del ELA es socialista! 

Eso es lo que tiene que preocuparnos: no a la alegada amenaza socialista, sino las fuerzas que, a nombre de combatir el socialismo, no solo quieren detener cambios necesarios (como un seguro de salud universal), sino que quieren eliminar o convertir en letra muerta derechos ya reconocidos. El Súper PAC patronal, por ejemplo, está deseoso de eliminar las compensaciones por despido e imponer el “employment at will”, como existe en otras jurisdicciones. Quieren despedirnos cuando quieran y cómo quieran, sin tener que pagar compensación alguna. A eso se refieren cuando hablan de libertad: libertad no para nosotros y nosotras, sino para ellos y a costa nuestra. Eso es lo que está en juego en las elecciones de 2024: avanzar, o retroceder, en los derechos y conquistas del pueblo y la defensa del ambiente 

Las filas de Victoria están abiertas a todas y todos los que quieren defender la gente y al ambiente contra ese ataque de los privilegiados. En esas filas caben y ya se encuentran, independentistas, estadistas y defensores de la libre asociación, socialistas y quienes no lo son, creyentes y no creyentes, cooperativistas, pequeños y medianos empresarios, sindicalistas y ambientalistas, agricultores y estudiantes. Estamos de acuerdo en nuestra Agenda Urgente y Programa. Más allá de eso cada cual retiene y expresa sus convicciones sobre cualquier tema, incluyendo el estatus y muchos otros, como los debates sobre el capitalismo. Esa unidad en la diversidad es la que define a Victoria Ciudadana y la que nos hace fuertes. Esa perspectiva es la clave para el triunfo de la esperanza sobre el miedo en 2024.

Donativos