La deshonestidad del bipartidismo

2023-11-30T05:00:00.000-04:00

A pesar de las limitaciones antidemocráticas del ordenamiento electoral, el Movimiento Victoria Ciudadana y el Partido Independentista Puertorriqueño alcanzaron acuerdos históricos. El objetivo es ofrecerle al electorado una Alianza para ganar las elecciones en el 2024 para darle al país un gobierno que ponga los intereses de las grandes mayorías primero. Aunque ahora, el PNP y el PPD dicen que la Alianza viola la ley, lo cierto es que la Alianza es legal y así lo admitieron ante el tribunal durante el pleito judicial que llevó el MVC y el PIP para permitir las coaligaciones. Veamos.

Durante el pleito ante el Tribunal Apelativo, la Comisionada Electoral del PNP alegó que “Nada impide, inclusive, que un partido endose el candidato de otro partido, ya sea mediante el endoso público de esa persona y/u optar por no postular a un candidato a la posición en cuestión”. Y alegó, además, que “Nada impide que dos (2) partidos o más escojan unirse para una elección. De igual manera, nada impide que Dalmau Ramírez y Natal Albelo corran para el puesto que deseen, aunque aún no sabemos con certeza que lo van a hacer o para qué puesto, por el partido que los acepte, en conjunto o independiente de cada uno o apoyándose uno al otro o no”. “Lo único que se prohíbe es que un candidato y su fotografía aparezca en dos columnas de la misma papeleta, representando dos (2) partidos”.

Por su parte, el Comisionado Electoral del PPD expuso: “La Ley Electoral no restringe la capacidad de los PIP y MVC [sic] y sus miembros para respaldar, apoyar o votar por cualquier persona que deseen […] El candidato preferido de los Apelantes continuará apareciendo en la papeleta, aunque como candidato de otro partido”.

Está muy claro para el PNP y el PPD que la Alianza cumple con el estado de derecho actual. Las campañas de miedo no podrán contra la esperanza ¡La Alianza va!

Publicado originalmente en Metro

Donativos